dimarts, 27 de novembre de 2012

Mi día en el A380

Ayer volé por primera vez en un Airbus A380, el tercero de la flota de Air France, que tiene 8 de estos mastodontes de 500 y pico plazas. Era el vuelo de París a Washington DC (Dulles). Por suerte el avión iba medio vacío con lo cual las 8 horas a bordo no se han hecho tan terribles.

Aquí van unas fotos del avión en la puerta de embarque, desde donde se ve muy bien su característica forma de cabeza de ballena beluga. Hay dos pasarelas de acceso, una para cada cubierta.



Una vez en el interior, es como todos los long-haul, diseñado con eficiencia, pero nada hace pensar que uno vuela en el mayor avión de pasajeros que existe. Bueno, al menos en clase turista, en la que yo estaba (en la cubierta inferior; a la vuelta intentaré ir en la superior). 


La distribución de asientos es 3-4-3. El espacio para las piernas es amplio y, como en todos los aviones modernos hay un centro de entretenimiento personal en el dorso de cada asiento, con decenas de películas y programas de TV, más de 200 CDs (una buena selección) y videojuegos. El mando a distancia es también un teléfono, tiene un teclado que incluye la tecla “@” por lo que imagino que se pueden mandar e-mails – lo que no sé es a qué precio, pero imagino que prohibitivo.



Lo que no había visto nunca es la tail cam, una cámara montada en la cola del avión (creo que en puridad se llama el timón) que el piloto ha conectado en el momento del taxiing y del despegue.La imagen tiene gracia pero no es muy emocionante, me imagino que lo será más al aterrizar.


Un aspecto destacable de este avión es que es muy silencioso para lo grande que es. En el interior me ha parecido que el ruido de los motores se oía menos que en otros modelos.

El vuelo ha sido muy tranquilo excepto por un incidente menor: en un momento dado, se ha colgado el servidor del programa de entretenimiento y todas las pantallas de los pasajeros mostraban una pantalla azul que recordaba el pantallazo azul de Windows.




Al cabo de un rato el sistema ha arrancado de nuevo y ha vuelto a funcionar sin problemas. No he podido dejar de pensar en qué pasaría si se colgara el servidor de aviónica... Estas aeronaves están controladas hasta el último detalle por ordenadores, espero que sean más estables que el servidor de entretenimiento...

Resumiendo: seguramente el impacto de viajar en este bicho debe ser mayor si uno va en Business o en Primera Clase, pero eso lo va a tener que contar otro aerotrastornado, me temo.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada