diumenge, 10 de gener de 2016

El abuelo del Avid y del Final Cut

Revolviendo en mi archivo he encontrado el folleto del MONTAGE, la primera máquina de montaje virtual de la historia - o, por lo menos, de la que tengo conocimiento- que era un híbrido analógico/digital.



Este bicho, que se puso a la venta en 1984, se diseñó para montar series de televisión. La consola central que se ve en la foto estaba conectada a 14 magnetoscopios Betamax modificados (con TC longitudinal y vertical) en los que se copiaban hasta 5 horas de material original. !4 copias idénticas, una en cada Betamax. El sistema capturaba un frame inicial y un frame final de cada secuencia (lo que hoy llamamos un thumbnail), que se visualizaban en la fila inferior de monitores, en la que se podían precargar hasta siete secuencias. El montador ordenaba las secuencias y definía los puntos de entrada y salida, y podía visualizar el resultado en los monitores de arrriba: el sistema gestionaba los 14 Betamax de modo que cada plano o secuencia se reproducía desde una máquina distinta, y commutaba entre las máquinas para ofrecer una reproducciñón continua.

Cuando se llegaba a un montaje definitivo, la máquina creaba un EDL, una lista de decisiones de montaje que se almacenaba en un disquete y que luego se importaba en un sistema de montaje on-line con las cintas originales de una pulgada para ejecutar el montaje del master.

Esta filosofía de montaje virtual era tan innovadora a mediados de los 80 que en el folleto se incluye una explicación de "qué es y qué hace" la máquina.

No sé si llegaron a vender sistemas que se pusieran en explotación. Recuerdo que al cabo de unos años, a mediados de los 90, asistí a una demostración en TV3 del sistema Montage en su versión digital (era la época del Media 10o y de los primeros Avid).



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada